Historias de animales irrecuperables del Hospital. ¿Apadrinas?

El equipo de educación ambiental no se para en GREFA, así que, en periodo de confinamiento hemos renovado y actualizado la información relativa a los ejemplares irrecuperables, que al no poder ser liberados, se quedan en las instalaciones de nuestro Centro visitable "Naturaleza Viva".


Para ello, hemos diseñado unas nuevas fichas, con información general de la especie, su estado de conservación, su distribución... y luego por supuesto, el caso concreto de cada individuo. Como sabéis, aquí tenemos diversidad de especies: milanos reales, águilas (reales, imperiales, culebreras, perdiceras) cigüeñas negras, búhos, buitre leonado y negro, córvidos, alimoches...
Así recopilamos datos del accidente, del rescate, del diagnóstico clínico, y se pueden relacionar los problemas ambientales con las lesiones que le han hecho irrecuperable al ejemplar que estamos observando. Es decir, nuestros objetivos de conservación no se quedan sólo en los ejemplares que llegan a nuestro hospital, sino que a partir de la historia específica de un ejemplar, damos a conocer tanto las amenazas ambientales como las iniciativas de conservación del conjunto de la especie.Ficha2


Aquí os dejamos la historia de un milano real, a modo de ejemplo, y aprovechamos para recordar que todos los animales irrecuperables son "apadrinables": una fórmula que permite establecer un vínculo especial entre padrino-animal, al mismo tiempo que colaborar con fondos en el mantenimiento del Hospital. Si quieres apadrinar, o regalar a alguien un apadrinamiento de este milano, o cualquier otro consulta en la web buscopadrino. Se puede hacer de modo particular o bien colectivo (Centro educativo, aula, AMPTA, etc...)

Ejemplo milano real:
Ejemplar encontrado muy grave, en Fuente el Saz de Jarama, en pleno mes de agosto de 2018. Viene en shock, algo deshidratado y con caquexia (fatiga, desnutrición extrema y atrofia muscular). El álula derecha y la inserción de las 2 primeras primarias (plumas) están necrosadas. Se determina que la causa primaria de su accidente es la electrocución. El álula aunque de pequeño tamaño es fundamental para la correcta aerodinámica del vuelo de las aves, por ejemplo a bajas velocidades, y en el despegue y aterrizaje esto unido a la pérdida de las plumas primarias, hace que aunque recuperado de su estado general, no pueda sobrevivir libre en la naturaleza. Actualmente está en una instalación dónde también se pueden conocer otras especies de grandes águilas.