Celebramos la NO suelta de Globos

Los hay en forma de número, de personajes de dibujos animados, hechos de látex, foil, biodegradables, con helio y sin él. Los globos suelen ser grandes protagonistas en la decoración de todo tipo de celebraciones, donde tenemos la costumbre de verlos en formas, materiales y colores variados.
Algunos se usan para decorar interiores, otros para juegos acuáticos y otros para soltarlos a cielo abierto en eventos multitudinarios, donde muchas personas lo ven como algo bonito y simbólico.

Pero lo cierto es que cada vez se tiene más certeza y muestra de que los globos contaminan el entorno y suponen un peligro potencial para la fauna que los ingieren o se ven atrapadas en ellos, por lo que su suelta a cielo abierto y la incorrecta gestión de este residuo, supone un problema ambiental.gomas cigu

Los fabricantes de globos catalogados como biodegradables, informan de que lo idóneo es que los globos no vayan acompañados de ningún tipo de cintas o cordones,
además aclaran que, el hecho de que sean biodegradables no los exime de crear un problema ambiental si no se gestiona el residuo adecuadamente, ya que el proceso de degradación para este tipo de globos sólo se efectúa bajo ciertas condiciones especiales y su duración es de 6 meses como mínimo, por lo que durante este periodo pueden resultar muy dañinos en el entorno hasta su descomposición en fragmentos más pequeños (que no por ello inexistentes o menos peligrosos y contaminantes).

En el caso de la fauna, según un estudio llevado a cabo por Lauren Roman, científica marina de la Universidad de Tasmania, las principales afectadas son las especies marinas y las aves. En él, la científica declara que "una pieza dura de plástico tiene que tener una forma y un tamaño absolutamente incorrectos para bloquear una región en el intestino de las aves, mientras que los artículos de goma blanda se pueden torcer para atascarse".

Desgraciadamente, en GREFA también hemos atendido a aves como cigüeñas, que ingieren y llevan a las crías de sus nidos trozos de globos y gomas al confundirlos con lombrices y anfibios. Así como especies con sus extremidades seriamente enredadas en las cuerdas y cintas que acompañan a los globos en su suelta, entre otros residuos. En la foto se puede observar el contenido extraído del estómago de una cigüeña.

Por todo ello, la situación parece desoladora cuando en la actualidad se siguen utilizando y llevando a cabo actividades de sueltas de globos y no se hace un consumo y gestión adecuada de los mismos. VideoColeAlcala

Por suerte, las nuevas generaciones nos llevan ventaja y nos hemos encontrado con este fantástico rap lleno de verdades que ha preparado el alumnado de Educación Infantil del Colegio Alcalá en Villaviciosa de Odón (Madrid).

RAP LOS GLOBOS NO VAN AL CIELO


Desde aquí nuestras felicitaciones y agradecimientos por esta genial iniciativa para el cuidado ambiental.

¡No dejéis de compartirlo!